FANDOM


Pollyanne
Pollyanne
Información
Nombre completo Pollyanne
Nacimiento África
Ocupación sanadora, curandera

Pollyanne es la esclava de Yocasta Cameron acusada de asesinar a otra de las esclavas de River Run.

Apariencia física

Bajita, redonda y de pecho amplio, su altura apenas pasaba el metro y era igual de ancha. De cabeza rapada, escasas cejas y mejillas tan redondas que sus ojos son rasgados. Su piel es de color café oscuro e impecable como una piedra pulida. Huele a hojas frescas de tabaco y a narcóticos.

Carácter

Temerosa, desconfiada, pero una vez que entró en confianza su personalidad efervescente emergió y mostró una persona muy comunicativa.

Biografía

Pollyanne nació en África. En 1766 fue capturada para ser vendida como esclava. Ese mismo año pasó a ser propiedad de Yocasta Cameron quien la compró por la suma de 200 libras. A pesar de su poco tiempo en River Run era conocida por sus conocimientos como curandera.

Eventos en Tambores de otoño

En agosto de 1767, Pollyanne huye de River Run luego de la muerte de la lavandera Lissa Garver pues sabía que si sospechaban de ella podrían torturarla y matarla. Estaba en el bosque cuando fue sorprendida por el joven Ian y Duncan Innes que la buscaban desde hacía tres días. Se asustó mucho cuando Rollo la olfateó y se paralizó cuando intentaron subirla a un caballo. La llevaron a una barraca alejada en los campos de tabaco de Farquard Campbell.

Al anochecer del día siguiente la sacaron de la barraca con una capucha en su cabeza y entre varios la subieron a un caballo. Pollyanne tenía tanto miedo que no podía ni agarrar las riendas lo que provocaba un gran nerviosismo entre los hombres. Para que fuera más segura, la subieron al mismo caballo de la señora Claire que se había ofrecido a llevarla consigo.

El miedo de Pollyanne era muy grande por lo que se agarraba con todas sus fuerzas de la cintura de Claire y más se agarró cuando apareció Rollo, pero ella no emitió ningún sonido ni se movió. Al rato se le acercó Jamie Fraser quien le apretó el pie y le dijo libertad, Saorsa, palabra que ella entendió y sintió un poco de alivio. Ya para medianoche, después de un descanso, Pollyanne no se resistió cuando la subieron al caballo y hasta dormitó un poco con la cabeza apoyada en la espalda de Claire. Luego del descanso, todos tenían que asegurarse de quitarse las garrapatas. Entonces al regresar del arroyo con un balde de agua tomó un trago, masticó algo y lo escupió en la axila de Jamie y se lo refregó provocando el desprendimiento del parásito con facilidad. Extendió la mano y le enseñó a Claire las pequeñas semillas que tenía, le dijo cómo se llamaban y que si se tragan son venenosas.

Después de comer Pollyanne aceptó su propio caballo y a medida que entró en confianza conversaba con Claire en una mezcla de inglés, gaélico y su propio idioma, si bien Claire no entendía mucho sus palabras sí entendía la expresión de su cara y de su cuerpo.

A la caída del sol del sexto día ya estaban en las montañas y el humor de Pollyanne se estaba apagando, sabía que al día siguiente se separaría de Jamie y de Claire y que sería llevada por Myers e Ian con los indios. A pesar de todo fue al arroyo a buscar agua fresca para cocinar tortillas de maíz.

Mientras compartían la cena, Pollyanne escuchaba que Myers explicaba cómo la recibirían los indios y sintió los ojos de él sobre ella lo cual la llevó a mirarlo de forma diferente. Se dio cuenta que la miraba con admiración y lujuria y entonces ella cambió su postura corporal devolviéndole el halago. A la mañana siguiente Pollyanne se despidió de Claire y de Jamie y continúo su viaje junto a Ian y al señor Myers.

A finales de diciembre de 1769, Pollyanne estaba en la aldea tuscarora de Tennago cuando volvió a ver a Claire y al joven Ian. En la aldea ella es una persona libre tal y como aseguró el señor Myers. Los tuscaroras la adoptaron y apreciaron sus capacidades para curar. Luego se casó con un buen hombre del cual tuvo un niño que se parece a ella.

Claire le consulta a quien debe devolverle el amuleto de Nayawenne y ella le explica por medio de Ian que hace de intérprete, que nadie lo querrá porque piensan que puede atraer al fantasma del chamán y que debió ser enterrado con su propietaria. Agrega que es mejor que Claire lo oculte porque para la mayoría de tuscaroras eso significa que el fantasma de Nayawenne camina con ella y les provocará temor. Claire le pregunta si ella no se asusta e Ian explica que si bien ahora es india en su pueblo de origen veneraban los espíritus de los muertos.

Conversó con Claire durante un largo rato y antes de marcharse dudó si decirle o no algo a Claire. Luego optó por contarle a Ian que la noche que la esclava del aserradero murió ella vio a un hombre que no era de la zona, blanco, corpulento, con marcas de viruela y cara de cerdo que caminó rápidamente hacia el bosque.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.