FANDOM


A pesar de que Frank murió en febrero de 1966, Claire no tomó la decisión de decirle la verdad sobre su origen a Brianna hasta llegado el 1968. Ella creía firmemente que Jamie había muerto en Culloden y por eso le fue fácil aceptar la condición que Frank le impuso a su regreso de no buscar información sobre el Highlander que ella decía había concebido a su hija.

En este artículo se resumen los eventos que llevan a Claire a salir de su zona de confort para decidir decirle a Brianna la verdad y cómo el destino la lleva a saber que su amor no había muerto en Culloden y que muy probablemente podría viajar en el tiempo para reencontrarse con él.

El señor Graham Menzies

La muerte de Graham Menzies influye mucho en la decisión de Claire. Debido a que una enfermera vió como Claire le dio una dosis letal de morfina para ayudarle a morir. Como no hay evidencia acusarla, el hospital la apartada de los pacientes, le asigna un puesto administrativo y la invita a tomarse unas vacaciones.

Antes de su muerte este escocés le pide que visite en su nombre la ciudad escocesa de Aberdeen. Esto la lleva a pensar en usar sus vacaciones para regresar a Escocia. Luego decide que durante ese viaje le dirá la verdad a Brianna.

La misma Claire le dice a Jamie que fue el señor Graham Menzies quien la inspiró a ir a Escocia. Y cuando se lamenta de no haber ido a Aberdeen como le pidió Graham, Jamie le dice que algún día la llevará aunque no hay mucho que ver allí.

El destino de los hombres de Lallybroch

Cuando Jamie envió a Claire al futuro horas antes de la batalla de Culloden, le dijo que pondría a sus hombres a salvo rumbo a Lallybroch y que luego regresaría a morir en el campo de batalla.

Para contarle la historia completa a su hija, Claire quiso investigar qué había pasado finalmente con los hombres de Lallybroch y averiguar si Jamie había logrado salvarlos de morir en Culloden.

Para esto hace una lista de los nombres que recordaba y aprovechará el viaje a Escocia para investigar. Al conocer al historiador Roger Wakefield le propone su proyecto y él acepta realizar la investigación para ella.

Sin esta idea Claire podía haberle dicho la verdad a Brianna ni necesidad de investigar el pasado ni despertar la curiosidad de Roger Wakefield.

La tumba de Jamie Fraser

Claire acepta acompañar a Brianna y Roger en una excursión al cementerio de St. Kilda para ver la tumba del famoso antepasado familiar, Jonathan Randall. Allí Claire encuentra una misteriosa tumba con todos los nombres de Jamie y diciendo era esposo de Claire. Cuando Brianna le cuestiona al respecto ella le confiesa que esa Claire es ella y que esa tumba es la de su padre.

Esta tumba precipita la confesión que Claire ya había decidido hacerle a su hija. Además ocasiona que Roger sea testigo de como Claire le cuenta toda su historia con Jamie a su incrédula hija.

La curiosidad de Roger Wakefield

Desde que Roger escuchó la historia de Jamie y Claire se propuso descubrir qué había pasado con Jamie Fraser. Ese nombre ya lo había leído en algunos de los documentos de su padre el reverendo Wakefield y en los mismos lo relacionaban con la familia Randall.

Claire estaba plenamente convencida de que Jamie estaba muerto pero la naturaleza historiadora de Roger no le permitía estar tan seguro. Así que nació en él una gran curiosidad por saber lo que realmente había sucedido con Jamie Fraser para poder darles a Claire y Brianna la certeza de lo que había ocurrido con él en Culloden.

Gorropardo-investigacion

El Fraser de Lovat que sobrevivió Culloden

Gracias a una frase en el libro El príncipe en los brezales, Roger estaba casi seguro de que Jamie Fraser había sobrevivido a la batalla de Culloden. Él logró averiguar lo que había sucedido con todos los Fraser de Lovat que estuvieron en el campo de batalla ese día excepto Jamie.

Entonces escribió al autor para obtener la fuente de la cual había obtenido ese dato. Unas semanas más tarde recibió de Eric Linklater copia del diario de Lord Melton donde éste detallaba su encuentro con Jamie Fraser en la granja de Leanach y cómo lo había enviado a Lallybroch gravemente herido.

De esta manera, Roger pudo probarle a Claire que Jamie había salido vivo de la Batalla de Culloden aunque ella estaba muy preocupada por la delicada condición de salud de Jamie y dudaba de si éste pudo haber llegado con vida a Lallybroch.

Las leyendas de las Highlands

Brianna encontró unas leyendas de las Highlands en la Biblioteca de los Clanes. Dos de estas leyendas podrían relacionarse con Jamie tanto por su historia como por su ubicación geográfica.

Estas leyendas son la del Salto del Tonel y la del Gorropardo. La primera trata de un señor jacobita al que sus arrendatarios ayudaban a mantenerse escondido en una cueva cerca del Salto del Tonel, mientras que la segunda cuenta como los arrendatarios le llamaban "Gorropardo" al fugitivo por el gorro que usaba para no desvelar su identidad.

De esta manera descubren que Jamie había pasado unos cuantos años escondido en una cueva luego de regresar a Lallybroch y que finalmente se entregó para cobrar el dinero de la recompensa para ayudar a mantener a los arrendatarios de Lallybroch.

Los registros de la prisión de Ardsmuir

Por las leyendas que encontró Brianna sabían que Jamie había sido encarcelado así que Brianna, Roger y Claire se pusieron a revisar las listas de prisioneros de las prisiones de la época para intentar averiguar en cual habían encarcelado a Jamie.

Luego de revisar muchísimos documentos, en junio de 1968, Claire encuentra el nombre de Jamie entre los prisioneros de Ardsmuir. Tuvieron suerte porque los registros de esta prisión estaban impecablemente organizados y conservados. Así que rápidamente descubrieron que Jamie ingresó en prisión en 1753 y que tras cerrarse la misma en 1756 este no había sido transportado a las colonias americanas como los demás prisioneros. Por alguna razón del destino lo había sido enviado a cumplir su libertad condicional como siervo en Helwater, Inglaterra.

Registros-prision-ardsmuir

El perdón real otorgado a Jamie

Varias semanas después encuentran en el Museo Británico de Londres el Acta de Perdón Real que le fue otorgado a Jamie en 1764 por mediación de Lady Dunsany en compensación por haber salvado a su esposo y nieto unos años antes.

Con esta evidencia Claire empieza a divagar sobre qué podría ocurrir si encontraran evidencia de Jamie sano y a salvo en 1766 pues si la diferencia de años se mantenía al cruzar por las piedras podría significar que ella podría ir a su encuentro.

La escritura de cesión de Lallybroch

En septiembre de 1968, Brianna y Roger encuentran varios documentos muy importantes en esta investigación. Uno de estos es la escritura de cesión de Lallybroch que firmaron Jamie, Murtagh y Claire el día antes de la batalla de Culloden pero con fecha del 1 de julio de 1745 para salvar a Lallybroch de ser embargada por ser propiedad de un jacobita.

Luego de 222 años el documento estaba muy arrugado y roto por lo que estaba protegido por una funda de plástico. Además estaba sucio y tenía salpicaduras como de lluvia por lo que muchas palabras estaban borrosas o ilegibles. A pesar de todo, las tres firmas al pie de la página se podían leer con claridad.

Aunque este documento no aporta una prueba directa para ubicar a Jamie luego de ser perdonado en 1764, es una pieza esencial para ubicarlo en 1765 pues es una evidencia confirmada de su forma de escribir que permite validar otras pruebas que se muestran a continuación.

Titulo-cesion-Lallybroch

El artículo en Forrester’s

Brianna y Roger descubrieron tanto el borrador como la versión final impresa de un artículo que se publicó en una especie de periódico llamado Forrester's impreso en 1765 por Alexander Malcolm en Edimburgo.

La clave para relacionarlo con Jamie era que las anotaciones realizadas a mano en los márgenes del borrador del artículo presentaban una letra muy parecida a la que aparecía en la firma de Jamie en el título de cesión de Lallybroch. Al regresar de Boston Claire mira ambas grafías y confirma que es la letra de Jamie logrando ubicar a Jamie en el Edimburgo de 1766.

Printed-by-A-Malcolm

Q.E.D.

El artículo en Forrester’s estaba firmado con el pseudónimo Q.E.D. Estas siglas tienen su origen en la frase “Quod erat demonstrandum” que usaban muchos matemáticos antiguos al final de las demostraciones matemáticas para señalar que habían alcanzado el resultado requerido para la prueba.[1]

Con estas siglas como firma del artículo, Claire queda completamente segura de que Jamie fue el autor del mismo pues recordaba que él usaba frecuentemente esa frase.

La frase de Robert Burns

Roger le muestra a Claire otro artículo en el cual se menciona una frase que le llamó mucho la atención. La frase es “Libertad y Whisky forman banda” y corresponde a una cita de Robert Burns, un famoso poeta escocés. Lo curioso de la frase es que fuera citada en un artículo de 1765 cuando Robert Burns solo tenía 6 años y aún le faltaban muchos años para hacerse famoso por sus poemas.

Freedom-Whisky-Gang-Together

Entonces Claire recuerda que ella había mencionado esa cita a Jamie en la época que estaban planificando robarle el oporto al príncipe Carlos en París. Él debía haber recordado la cita y la usó en el artículo muchos años antes de que la misma fuera acuñada por el poeta Robert Burns.

Con todas estas pruebas Claire finalmente se convence de que en 1765 Jamie es el impresor Alexander Malcolm de Edimburgo e inmediatamente comienza junto a Roger y Brianna a realizar los preparativos para cruzar por la piedras de Craigh na Dun durante Samhain.

Referencias

  1. Quod erat demonstrandum - Wikipedia
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.