FANDOM


El vidente de Brahan es un famoso vidente de la tradición escocesa.

En la saga

En Viajera, Claire conoce la historia del vidente de Brahan durante un encuentro en Rose Hall con el reverendo Campbell, quien está investigando una de sus profecías por encargo de Geillis Duncan. Éste era un profeta del siglo XVI, una especie de Nostradamus escocés, y según su profecía, tras el eclipse de “los reyes de la rosa blanca”, surgirá un nuevo gobernante de Escocia de la estirpe de los Frasers de Lovat. El texto original en escocés estaba mal cuidado y el reverendo estaba encargado de descifrar su críptico lenguaje que intentaba explicar cuando aparecería este gobernante y si sería rey o reina.

Vidente-brahan-312

En una carta de Frank Randall se vuelve a mencionar al vidente de Brahan. Según Frank, éste vivió probablemente en el siglo XVII y su nombre era Kenneth MacKenzie y realizó un sin número de profecías, muchas veces a instancias del conde de Seaforth.

Sus profecías más famosas son aquellas que se cumplieron. Por ejemplo vaticinó que cuando hubiera 5 puentes sobre el río, el mundo se vería sumido en el caos. En 1939 se inauguró el quinto puente sobre el río Ness y en septiembre de ese año Hitler invadió Polonia creando el caos que desembocaría en la segunda guerra mundial.

Entre sus profecías menos conocidas figura la profecía de los Frasers. Lo que se sabe de la misma es vago y confuso y la única frase relevante es la que dice: “El último en el linaje de los Lovat gobernará Escocia”.

El vidente de Brahan tuvo un final humillante al morir quemado en un barril de alquitrán revestido de pinchos por dentro. Se cree que murió así por orden de Lady Seaforth luego de que profetizara que el esposo de esta tendría aventuras con varias mujeres cuando viajara a París.

En la realidad

En Escocia es muy famosa la leyenda del vidente de Brahan así que cuando Diana Gabaldon necesitó un vidente a quien achacar su profecía de los Fraser lo más idóneo fue asociarla a esta leyenda escocesa. La leyenda del vidente es real pero no así la profecía de los Fraser que aparece en la saga.

Además las profecías asociadas a este vidente son tan específicas que fácilmente se podría pensar que provienen de alguien que ha venido del futuro. En el libro The Exile existe un viajero en el tiempo que al llegar al pasado hace llamarse Kenneth MacKenzie, aunque éste llega a una época diferente a la asociada a la leyenda del vidente de Brahan. Cuando se le han comentado a Diana Gabaldon sobre estos detalles tan curiosos ella ha declarado que éstos solo son coincidencias.

Realidad histórica[1]

A pesar de su gran fama en las Highlands no existe evidencia histórica de que el vidente de Brahan haya existido en el siglo XVII o que alguien haya sido condenado a morir por brujería en esa época por acusación de Isabela, la condesa de Seaforth.

A principios del siglo XX, se descubrió en documentos del estado evidencia de un Coinneach Odhar que fue acusado de brujería en 1577, un siglo antes de lo indicado en la leyenda. Por lo que se cree la leyenda se inspiró en estos eventos y que por la transmisión oral fue modificándose hasta que, a final del siglo XIX, Alexander MacKenzie las puso por escrito, por primera vez, en su libro “Las profecías del vidente de Brahan”[2].

La leyenda[3][1]

El vidente de Brahan es una leyenda tradicional escocés que realizó una serie de predicciones basadas en sus visiones del futuro, algo que en las Highlands se conoce como “second sight”.

Según la tradición escocesa éste fue un granjero de nombre Coinneach Odhar que se cree nació en el siglo XVII en el distrito de Uig en la Isla de Lewis. Su nombre traducido del gaélico escocés era Kenneth Odhar y por su asociación histórica con los MacKenzie de Seaforth muchas veces se le nombra como Kenneth MacKenzie.

Según la leyenda, sus poderes de tener visiones del futuro provenían de una piedra con un agujero en el centro que su madre obtuvo a cambio de ayudar a un espíritu con el que se encontró en un cementerio mucho antes de que Kenneth naciera. El espíritu le dijo que la piedra le ayudaría a ver el futuro y que debería dársela a su hijo no nato cuando éste cumpliera 7 años.

Cuando su fama empezó a extenderse, Kenneth vivía cerca de Loch Ussie y trabajaba en los estados de Brahan, hogar de los poderosos MacKenzies de Seaforth. Como sus profecías más famosas las hizo en esta época se le conoce como el vidente de Brahan.

Desafortunadamente, la detallada naturaleza de sus predicciones lo llevó a la muerte. Un tiempo después de 1660, el conde de Seaforth viajó a París. Su esposa Isabela consultó a Coinneach Odhar para saber como estaba su marido. El vidente se inquietó ante la pregunta y se limitó a decir que el conde tenía buena salud. Esto no gustó a la condesa quien exigió más información; entonces el vidente le dijo que su parecía no pensar en ella o sus hijos marido pues lo veía de rodillas frente a una mujer francesa mucho más bella que ella, agarrándola de la cintura y besando su mano.

Esto enfureció a Isabela y acusó al vidente de brujería y, en complicidad con la iglesia, fue condenado a morir en un barril de alquitrán ardiente. Antes de su muerte, el pobre vidente hizo su última y más escalofriante profecía a modo de maldición hacia la familia MacKenzie.

"La línea de Seaforth llegará a su fin en la tristeza. Veo que el último jefe de su casa será sordo y mudo. Él será el padre de cuatro hermosos hijos, todos los cuales seguirá hasta la tumba. Él vivirá descuidado y morirá de luto, sabiendo que los honores de su línea se extinguirán para siempre, que ningún jefe futuro de los MacKenzies gobernará en Brahan o en Kintail".

Para finales del siglo XVIII, en 1783, Francis Humberston Mackenzie se convirtió en jefe siendo sordo y mudo debido a un ataque de fiebre escarlata durante su niñez. Además tuvo 4 hijos que murieron prematuramente cumpliéndose así la profecía del final de la línea MacKenzie de Seaforth.

Algunas profecías[4][5]

Según la tradición, el vidente de Brahan hizo varias docenas de profecías, pero como él mismo no las dejó escritas se transmitieron por tradición oral por lo que no se puede estar seguro de la veracidad de todas.

  • "Oh, Drummossie, tu sombrío páramo, antes de que hayan pasado muchas generaciones, se manchará con la mejor sangre de las Highlands. Me alegro de que no veré ese día, porque será un período temible, las cabezas caerán sin poder contarse, y no se mostrará piedad ni se dará cuartel en ningún bando".
Esta profecía la hizo mientras cruzaba el campo en el que posteriormente se celebraría la batalla de Culloden, en la que se derramaría la sangre de muchos Highlanders en 1746, varias generaciones después de la muerte del vidente.
  • "Llegará el día en que largas hileras de carros sin caballos transiten entre Dingwall e Inverness y, lo que es más sorprendente, entre Dingwall y la isla de Skye"
Muchas personas supusieron una locura total en el vidente Brahan, pues la idea de carros sin caballos no era razonable. Pero podemos suponer que la construcción de ferrocarriles a lo largo de las rutas mencionadas, cosa que se realizaría mucho después de la vida del vidente, fue el cumplimiento de la profecía.
  • "La piedra de Petty se moverá una noche por sí sola y entrará en el mar, deteniéndose a la misma distancia que hoy está tierra adentro"
La "piedra de Petty" a la que aluden es una roca de unas ocho toneladas, situada a unos diez kilómetros de Inverness. Estaba situada unos 250 metros tierra adentro y, a todas luces, era inamovible. Pero en la noche del 20 de febrero de 1899 se movió hasta quedar situada unos 250 metros mar adentro. Nadie presenció el hecho, por lo cual la forma en que esto haya sucedido permanece siendo un misterio.
  • "Cuando existan cinco puentes sobre el río Ness, comenzará una etapa de horror para la Humanidad"
El quinto puente sobre el río Ness se inauguró en agosto de 1939. El primero de septiembre de ese año, el ejército alemán invadió Polonia y dio comienzo a la Segunda Guerra Mundial.
  • "Cuando existan nueve puentes sobre el río Ness, habrá una tragedia de fuego en el mar"
En 1987 se inauguró el noveno puente sobre el río Ness. Y en 1988 se produjo una catástrofe en la plataforma petrolera Piper Alpha: una tremenda explosión la destruyó por completo, causando la muerte de 167 personas en medio de una gigantesca bola de fuego.

Referencias

  1. 1,0 1,1 Sutherland, Alex (2009). The Brahan Seer: The Making of a Legend, Internationaler Verlag der Wissenschaften
  2. MacKencie, Alexander (1899). Prophecies of the Brahan Seer
  3. Moffet, Rodger; Moffet, Amanda;Moss, Tom and Cuthill, Donald (2011). Scottish Myths and Legends. ScotClans, Kindle Edition.]
  4. Las profecías del vidente escocés de Brahan
  5. MacKencie, Alexander (1899). Prophecies of the Brahan Seer
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.